“Comprar es una acción moral”

Las cosas que compramos pasan por un largo proceso antes de llegar a nosotros. Este proceso comienza con la extracción de la materia prima y luego avanza por los niveles de producción, distribución, consumo y, finalmente, desecho. El proceso se conoce como una “cadena de producción.”

Lamentablemente, este proceso muchas veces explota y lastima a los trabajadores locales, las comunidades cercanas y el medio ambiente.

Este análisis del consumidor se enfoca en el primer paso de este proceso: la extracción.

“La extracción es un modelo de desarrollo miope visto alrededor del mundo el cual explota los recursos naturales a una escala masiva, creando beneficios económicos significativos a corto plazo para las pocas personas en poder, pero muchas veces resulta en beneficios mínimos para las comunidades donde se encuentran estos recursos” (www.justresponse.faith).

La extracción toma varias formas: la explotación de reservas de carbón y petróleo, la extracción de minerales como oro, cobre o coltán (mineral óxido utilizado para hacer dispositivos electrónicos); cultivos comerciales a gran escala como soya o aceite de palma; embotellado comercial de agua y proyectos de energía renovable con fines corporativos y lucrativos. 

Las consecuencias de la extracción pueden variar desde violaciones de los derechos humanos hasta el desplazamiento de personas e inclusive hasta daños irreparables a los ecosistemas.

Este análisis te ayudará a identificar como la extracción de materia prima necesaria para crear tus productos impacta a los trabajadores, comunidades cercanas y al planeta. Te ayudará a pensar en nuevas maneras para comprar de manera responsable y moral.

Cada acción, incluyendo nuestras compras, es moral, como nos recuerda el Papa Benedicto XVI.

A continuación, encontrarás una hoja de ejercicios. No tienes que completar toda la hoja a la vez.